jueves, 11 de junio de 2015

Bodegas Atalaya Laya 2014.



Mi agradecimiento a los responsables de comunicación del grupo Orowines por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de algunas de sus principales referencias.
En concreto este vino tinto bautizado Laya, en su edición de añada 2014, pertenece a la denominación de origen Almansa, y se elabora con una conjunción varietal de las castas garnacha tintorera y monastrell, acreditando una maduración de cuatro meses en barricas de madera de roble francés.
Bajo la responsabilidad enológica del australiano de origen español Frank Gonzales, Bodegas Atalaya cuenta con veinticinco hectáreas de viñedo en propiedad. localizadas a una altitud que oscila entre los setecientos y los mil metros, con asentamiento sobre suelos de composición caliza.
En copa parada muestra un color apicotado intenso con reflejos violáceos, dejando en su cercanía aromática recuerdos de fruta roja y negra en sazón, con algunos tonos de pétalos florales rojos y violetas, balsámicos intencionados y en el final algún giro láctico que junto a los tonos de regaliz, redondean su capacidad descriptiva.
Boca muy jugosa, frescura en el avance, media alta traza de acidez, con buen recurso de volumen, taninos firmes y fundentes. con algunas señas de astringencia, apostando por tonos lozanos y vivos, y dejando la impresión a título personal de ser un vino que aún requiere cierto asentamiento en botella.
Sustancioso y enérgico, su persistencia es notable, y en la retronasal deja evocaciones de ciruelas rojas, cerezas, fresas de mata y frambuesas, mostrando en segunda escena guiños de rosas y violetas, con esbozo de confitura y balsámicos que juegan con los sentidos del catador.
Dejando a un lado su ya mencionada punta de astringencia, considero que es un vino amplio, sensorial y que apunta unas maneras más que dignas de profundidad.
No le falta equilibrio.
Lo califico en esta añada 2014 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario