martes, 5 de mayo de 2015

Dominio de la Vega Recuérdame Blanco Seco 2014.




Segunda de las referencias enviadas de modo desinteresado por esta bodega requenense, al objeto de mi cata y análisis personal, circunstancia que como siempre aprovecho para agradecer al comienzo de la entrada del blog.
Con la floreciente denominación de origen Utiel Requena como banderola identificativa, este vino blanco seco en su edición de añada 2014 está elaborado con una conjunción varietal de las castas sauvignon blanc, chardonnay y macabeo, acreditando en su crianza un periodo de tres meses de permanencia en barricas de madera de roble francés y americano, con un tiempo adicional de afinado en botella de medio año.
Frutos vendimiados en parcelas de la propiedad, localizadas en una altitud de setecientos metros sobre el nivel del mar con viñas asentadas en suelos de composición arcillo calcárea.
Vinificación por separado de cada una de las variedades, aportando en copa parada una cromática amarillo pálido con reflejos verdosos y dorados, deslizando en su proximidad olfativa recuerdos francos de cítricos y fruta tropical, con pétalos de flores blancas y amarillas en segundo plano, lácticos y algunos balsámicos finales.
Placentero y amplio durante su arranque, con una buena racha de frescura, golosa fruta en el avance, envolvencia y equilibrio, mostrando una capacidad de persistencia de media alta seña.
Retronasal que envía recuerdos de pomelo, piña y ciruelas claudia maduras, jazmín y calas, algunos puntos de cremosidad y en el final retazos de resinas.
Un vino blanco seco que hace de la fruta su principal guión y que demuestra un sugerente equilibrio con el toque influyente de la madera siempre en segunda instancia.
Lo califico en esta añada 2014 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario