sábado, 16 de mayo de 2015

Domaine Michel Lafarge Volnay VS 2009.



Emocionante situarse delante de la mesa de cata de Michel Lafarge durante mi pasada estancia en el salón El Alma de los Vinos Unicos.
Sobre todo porque cuando uno es fiel admirador de un dominio vitivinícola concreto, encontrarse de pronto con algunas de sus referencias prestas para ser catadas, supone todo un emocionante honor.
Lafarge es uno de esos dominios borgoñeses que hacen de la tradición uno de sus principales encantos. No en vano desde el año 1934 en el corazón mismo de Volnay, los vinos de Lafarge acreditan una presencia gracias al proceso de embotellado que el propio elaborador inició.
Con una habitual maduración en barricas de roble francés, proporción de madera nueva que no sobrepasa el veinticinco por ciento y duración en función de cada añada de entre quince y veinte meses de crianza, Domaine Michel Lafarge es desde el año 2000 un dominio vitícola sujeto a los condicionantes de la agricultura biodinámica.
En lo que se refiere a la etiqueta que ocupa hoy el protagonismo del blog, estamos delante de un monovarietal de la casta pinot noir, elaborado con frutos procedentes de viñas viejas seleccionados con mimo, que en copa parada muestra una cromática rojo picota con reflejos grana y rubídeos, deslizando en su proximidad olfativa sensaciones plenas de fruta roja en sazón, con un ligero tono de licorosidad muy contenido en su fragancia, punto fino especiado y un tanto exótico, apareciendo en el final del perfume señas de pétalos florales rojos y un retorno mineral muy sugestivo.
Boca golosa y muy elegante y afinada en el arranque, con media seña de acidez, frescura y cierta calidez se dan la mano en el paseo, buena concentración de la fruta, con sutileza y certera intensidad, franca seña de persistencia, dejando en su fase retronasal memorias de fruta roja en sazón, ciruelas rojas, alguna endrina y cereza, con pimienta blanca y rosas rojas en segundo plano y un tono final que muestra evocaciones de fina mineralidad terrosa.
Un gran Volnay que en esta añada 2009 califico como más que muy recomendable.
Progresará con una guarda amable en botella y en dos ó tres años más será un auténtico tesoro, aunque su presente ya sea magnífico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario