lunes, 25 de mayo de 2015

Cava Recaredo Brut de Brut Finca Serral del Vell Brut Nature GR 2006.



Catado y degustado durante mi asistencia al salón El Alma de los Vinos Unicos, este brut de brut gran reserva en edición de añada 2006, es probablemente uno de los cavas más espectaculares que se me han presentado delante en los últimos años. Puede que al mismo nivel que otra referencia de esta misma bodega, el cava Reserva Particular Brut Nature, también gran reserva, correspondiente a la cosecha 2004, http://almavinocuatre.blogspot.com.es/2015/05/cava-recaredo-reserva-particular-brut.html
Elaborado con frutos de xarel.lo y macabeu, procedentes del collado Serral del Vell, parcela que acredita un microclima, además de suelos de composición calcárea, este espumoso seco no tiene adición de azúcar de expedición, con una recolección manual de fruto y un proceso de fermentación, que en lo que respecta al xarel.lo, se lleva a buen término en barricas de madera de roble.
La expulsión de las lías de la segunda fermentación en botella se realiza a mano, sin congelar el cuello de la botella, con la eficacia artesanal que caracteriza a Recaredo.
Tras una estampa en copa parada que esgrime cromática amarillo dorada de buena intensidad y brillo, y un carbónico presente pero no altivo, aparecen sensaciones aromáticas de manzana reineta, con algunas notas de bollería y levaduras, hay señas lácticas suaves, algunos guiños florales ligeros y un fondo balsámico que redondea y prolonga su expresión del perfume.
Boca elegante desde el arranque, con una traza de acidez que profundiza en su capacidad refrescante, avanzando con untuosidad, con sensaciones de una levadura fina y prudente, algunos tonos de camomila y arbustos que se colocan por delante de los descriptores florales, largura y consistencia, siempre con la personalidad gallarda de un cava con alma de vino, detalle que expresa sin titubeos.
La complejidad frutal se abre en la retronasal, dando guiños de esa manzana ya mencionada en la fase olfativa, y de limón y pomelo, junto a un sugestivo complemento balsámico y de tímida, aunque presente, mineralidad.
Un gran brut de brut, uno de esos cavas que hacen de su personalidad la mayor de las virtudes que pueden exigírsele a un espumoso.
Lo califico como más que muy recomendable. Elegante y lleno de generosidad expresiva hacia el catador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario