viernes, 1 de mayo de 2015

Can Ràfols dels Caus La Calma 2011.




Mucho ha llovido desde la última vez que caté esta referencia de la bodega Can Ràfols dels Caus, más concretamente la correspondiente a la edición de añada 2007.
Aquellas pretéritas sensaciones aparecen enmarcadas en una entrada de este mismo blog con fecha 10 de Marzo de 2012, y tras mi reciente asistencia al salón El Alma de los Vinos Unicos, dispongo de la posibilidad de compartir con mis lectores este La Calma de Carles Esteva correspondiente a la vendimia 2011.
La chenin blanc, amplificada por un proceso de fermentado en barricas de madera de roble francés, con una posterior crianza en las mismas durante un periodo de cuatro meses.
Uno de esos vinos blancos no habituales en la geografía vitivinícola de nuestro pais que enciende en copa parada con una cromática amarilla, reflejos pajizos y dorados, con buena estampa brillante.
La nariz afirma evocaciones de piña, melocotón de viña y algunos cítricos suaves, dejando en segunda instancia algunos cercanos recuerdos florales y cremosos que se abren para marcar guiños de matorral y un punto balsámico muy fino.
Boca que se abre con frescura, untuosidad en el avance, percepción de salinidad cuando el vino alcanza el paladar, hay envolvencia y buen equilibrio.
La retronasal acredita, junto a los descriptores detallados y ya mencionados durante su paso olfativo, una sugerente nota de mineralidad, que cierra la cata y prolonga las sensaciones de este La Calma en su edición de cosecha 2011.
Lo califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario