sábado, 9 de mayo de 2015

Bodegas y Viñedos Raúl Pérez Ultreia Mencía 2012.



Vino catado durante mi reciente asistencia al salón burgalés El Alma de los Vinos Unicos.
La mencía de Raúl Pérez bautizada con el latinajo que hace referencia al saludo que los antiguos peregrinos del Camino de Santiago usaban para saludarse en el encuentro.
Con una crianza en barricas de madera de roble francés nuevas y de dos años, durante un periodo de doce meses, sin filtrado ni clarificado, este vino tinto monovarietal en su edición de añada 2012 se elabora con frutos procedentes de viñas viejas asentadas en suelos de composición arcillosa, situadas en los términos municipales de Salas de los Barrios y Valtuille de Abajo.
La rusticidad berciana amparada por una fruta que presenta en boca una intensa elegancia, frescura por doquier, con una cromática que en copa parada anuncia un telón apicotado con buen brillo y reflejos púrpura, nariz muy en clave frutosa, con algunas notas de fruta roja y negra maduras, ligeras sensaciones de pétalos florales, marcando más en la segunda instancia nítidos avances balsámicos y un fondo que presenta una sugerente mineralidad.
Boca jugosa, desde el arranque la pulpa de la fruta se recrea, concediendo en el avance buenos puntos de frescura, equilibrio y envolvencia, con los taninos golosos y marcados. Franca seña de persistencia, viveza hasta llenar la boca y el paladar de los recursos que plantea la buena personalidad varietal de la mencía.
Retronasal que habla de cerezas y arándanos, frambuesas, algunas flores rojas, con guiño balsámico de regaliz y un final en donde se mezclan sapidez y un tono menos marcado, aunque presente, de mineralidad.
Gran añada para este Ultreia de Raúl Pérez, que califico entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario