viernes, 29 de mayo de 2015

Bodegas Mauro Vendimia Seleccionada 2010.




http://almavinocuatre.blogspot.com.es/2013/06/bodegas-mauro-vendimia-seleccionada-2008.html

Me confieso, en mi vorágine de catador y escritor de vinos, hay referencias que sólo llego a catar y degustar de feria en feria. No por falta de interés, más bien si por ausencia de tiempo, el año es corto para el que cata tantas y tantas etiquetas y varietales distintas y a veces no hay lugar para abrir una botella y sentarse tranquilamente delante de un asado ó un buen chuletón para beber tanto vino, como sin duda uno quisiera. Ya se sabe : el consumo moderado es recomendable.
El Vendimia Seleccionada de Bodegas Mauro, en edición de añada 2010,  pude catarlo durante mi reciente asistencia al salón El Alma de los Vinos Unicos, y en el enlace que abre la presente entrada del blog incluyo mi crónica de cata referente a la misma referencia en su cosecha del año 2008, que al igual que la que ocupa el protagonismo de hoy, fue objeto de mi análisis durante una pretérita asistencia al mismo evento burgalés, tan bien planteado por Paco Berciano y su equipo.
Con frutos de tempranillo vendimiados en parcelas propiedad de la bodega, localizadas en los términos municipales de Tudela de Duero y Traspinedo, setenta hectáreas de viñedo con suelos de composición cáliza, arcillosa y calcárea, se elabora este vino, que acredita una maduración de treinta y dos meses en barricas de madera de roble francés y americano.
En copa parada muestra una cromática apicotada con reflejos púrpura, nariz que aparece ligada a recuerdos de fruta roja y negra en sazón y ligeramente confitadas, con algunos ahumados que con rapidez dejan paso a evocaciones balsámicas y lácticas, algunos especiados, vainilla y pimienta; marcando en el final un fondo torrefacto que da empaque al vino.
La fruta mantiene su viveza en la fragancia, hace una profunda declaración de intenciones sobre la condición varietal del tempranillo.
La boca es golosa, amplia, con el peso de la fruta marcando el avance, buen aporte de frescura, los taninos marcados, fundentes y frescos, con una estupenda aportación de golosa credibilidad.
Brillante seña de persistencia, tiene nervio y sobresaliente estructura.
La retronasal abunda en sensaciones de moras, frambuesas y cerezas, con un despliegue de descriptores en clave de mermeladas, regaliz y cierta cremosidad, especiados y concepto torrefacto, finalizando con una amplia dosis de sapidez.
Buena longitud y muy feliz acabado.
Lo califico en esta añada 2010 entre muy recomendable y más que muy recomendable.
Una referencia valor seguro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario