miércoles, 13 de mayo de 2015

Bodegas Imperiales Abadía de San Quirce Reserva 2009.



Mi gratitud a los responsables de esta bodega de la denominación de origen Ribera del Duero, por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus referencias principales, habiendo comentado ya algunas de ellas en entradas precedentes del blog.
Hoy le toca el turno a este vino tinto reserva en edición de añada 2009, elaborado con frutos de tempranillo, acreditando una maduración en barricas de madera de roble francés y americano durante un periodo de dieciocho meses, más un tiempo adicional de afinado en botella, antes de salir al mercado.
En copa parada esgrime una cromática apicotada de buena intensidad, con reflejos púrpura, deslizando en su proximidad olfativa recuerdos de fruta roja en sazón, con algunos especiados dulces en segunda instancia, recreando además notas lácticas y balsámicas de menor intención.
Prende en el arranque en boca una sustanciosa sensación de fruta, con media alta traza de acidez que reporta frescura. Taninos marcados y jugosos, con franca seña de persistencia, dejando en la retronasal recuerdos de ciruelas rojas y cerezas, memoria avainillada, con un punto final de regaliz y cremosidad, esta muy ligera, desembocando en un epílogo en el que manda la sapidez.
Lo califico en esta añada 2009 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario