domingo, 3 de mayo de 2015

Albet i Noya El Fanio 2013.




Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega del Penedés catalán por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus principales referencias.
El Fanio en edición de añada 2013 es un vino blanco monovarietal de la casta xarel.lo, que se elabora con frutos vendimiados en una parcela propiedad del dominio, que se estructura en ocho terrazas y dos hectáreas de extensión, plantada en el año 1948. Uso de algunos medios biodinámicos que contribuyen junto a una altitud de cuatrocientos metros sobre el nivel del mar, unos suelos de composición calcárea y arcillosa y una orientación cardinal suroeste, a la elaboración, esta mediante fermentación alcohólica a baja temperatura, prolongada durante dieciocho días, con estabilización natural y ligero filtrado.
Maduración de seis meses sobre sus lías en depósitos de cemento y barricas de acacia.
Copa parada que expresa una cromática amarillo palida con reflejos acerados, desliza en nariz recuerdos de manzana, melocotón de viña y algunos ahumados ligeros, aportando en segunda instancia memorias balsámicas, minerales y de incipientes frutos secos.
La boca se abre con frescura, dejando buena seña de golosidad, con la traza de acidez comedida pero marcada, dejando una influyente envolvencia, y marcando con elegancia el paladar.
Untuoso, en su retronasal apunta mucha potencia frutal, con cítricos y fruta blanca, hinojo y punto ahumado, incorporando una huella que no divisé en su proximidad nasal, y que me recuerda a pimienta blanca. Resinas y anisados, y un fondo salino de mineralidad que prolonga su expresión más allá. Suave amargor final, muy equilibrado y aportando una evidente personalidad propia.
Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario