domingo, 12 de abril de 2015

Mas Llunes Emporion 2008.




Mi agradecimiento a Toni Roig, propietario de la bodega ampurdanesa Mas Llunes por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediando el envío de varias muestras de sus principales referencias.
El vino que protagoniza la presente entrada del blog debe su nombre al término latino que designó la histórica colonia griega denominada en el presente Empúries, localizada en el extremo norte de la siempre estival Costa Brava catalana.
Mas Llunes cuenta en propiedad con cuarenta y cinco hectáreas de viñedo, que se sitúan al pie de la Sierra de la Albera, con influencias de la mediterránea tramontana y con una interesante orografía que contempla una variedad de suelos, que van desde la composición pizarrosa para las laderas y la franco arcillosa en la llanura.
El Emporion está elaborado con una base mayoritaria de cabernet sauvignon, con un menor aporte complementario de syrah, acreditando una maduración de doce meses en barricas de madera nueva de roble francés Allier.
Copa parada que muestra una cromática rojo picota, con reflejos grana y ligeros púrpura.
La primera aproximación aromática deja sensaciones cerradas, por lo que apuesto por airear el vino agitando la copa. A los pocos minutos, la fruta roja madura empieza a expresarse, con tonos especiados y de sazonado, apuntando en segunda instancia recuerdos tostados suaves y un perfil balsámico que redondea el conjunto de la fragancia. Equilibrio paritario de fruta y madera, con algunas notas que en posteriores aproximaciones se orientan a evocaciones anisadas, de matorral, regaliz e incluso eucalipto.
Arranca en boca con jugosa influencia, media alta traza de acidez, algunas notas de calidez cuando el vino alcanza el paladar, textura untuosa, con los taninos golosos y pulidos, evidencia un baile de fruta roja madura y sazonada, con recuerdos balsámicos, que conduce hasta la retronasal, siendo los principales protagonistas de esta fase de cata.
Hay ciruelas rojas, vainilla e insinuante canela, con el mismo punto anisado, y un retorno final tostado y pleno en cuanto a sapidez.
Es un vino que en esta añada 2008 califico entre recomendable y muy recomendable.
Precisa unos minutos de paciencia, tras el descorche inicial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario