sábado, 18 de abril de 2015

Gastronomía : Quesos Sierra de Albarracín Queso Madurado Puro de Cabra "Caprín de Albarracín".




Mi gratitud a los responsables de esta quesería aragonesa por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura gastronómica, mediando el envío de varias muestras de sus principales referencias. Habiendo comentado en este blog de modo reciente un comentario sobre el queso puro de oveja al vino tinto, hoy ocupa el protagonismo de esta entrada un queso madurado puro de cabra, elaborado con leche pasteurizada caprina, cuajo, sal y fermentos lácteos.
Madurado con moho natural en superficie, lo cual le aporta esa cromática gris externa en la corteza, pasta blanda en su interior junto a una cromática blanca y un proceso de crianza que en caso alguno supera los noventa días.
Caprín de Albarracín se muestra equilibrado, con una balanza estupenda en cuanto a las proporciones gustativas de acidez y cremosidad, sugerente en cuanto a los retornos lácticos que destellan en el avance, untuoso en los modos, firme en su personalidad láctea caprina, con ese tono que recuerda a la leche de este animal pero sin caer en estridencias.
Ligeramente punzante en la fase final de su cata, sin motivos percutores.
Es amable en el paso, una sabrosa punta de golosura se recrea en el paladar, afianzando sus buenas maneras primarias, demostradas en la parte inicial, tanto aromática como gustativa.
Corta e irregular presencia de ojos, presencia compacta, buena adherencia, solubilidad de medio grado.
Un queso de cabra con buena prolongación, finura en su avance, media intención aromática y con la ya mencioanda cremosidad por bandera.
Lo califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario