miércoles, 1 de abril de 2015

Gastronomía : AOVE Heroina Hojiblanca.




Mi agradecimiento a Lola Chicón y Angelo Tjhie por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura gastronómica, mediando el envío de algunas muestras de sus principales referencias de aceite de oliva virgen extra.
El caso que me ocupa en la entrada de hoy responde a un aceite de oliva virgen extra de producción limitada, con molienda del fruto en el día, tras su recogida, extracción en frío y sin filtrados, lo que cual se nota de modo evidente en su presencia estética, densa y concentrada.
Como bien proclama la web de este elaborador, el aceite elaborado a partir de la varietal hojiblanca tiene como principales virtudes una excelente relación de ácidos oleico y linoleico, con una baja cantidad de ácidos grasos, y alto contenido en vitamina E, además de una media proporción de polifenoles, cuestión esta que le aporta suavidad y un apreciable punto de dulzor.
La peculiar imagen de Heroina resplandece desde el comienzo de la sesión de cata, dando un valor añadido, independiente de su color, aroma y sabor, que guarda relación con una imagen y un vestido original, llena de un encanto especial.
Comentaba uno de los presentes en la sesión, que al margen de experimentos en marketing, hay ocasiones en las que un producto ó referencia engancha por su planteamiento externo y que si luego el interior va en consonancia, la propuesta roza ya la perfección.
Es el caso de Heroina, exterior e interior se unen para dar a luz un aceite de oliva virgen extra en donde escenario y alma comulgan con la calidad y el buen gusto, siempre marcando estas señales desde mínimos criterios de objetividad.
Bonita presencia amarilla en vaso de cata, con reflejos verdosos, buen brillo y estampa de concentración. Zumo de olivas que en sus detalles aromáticos describe recuerdos de espárragos trigueros, ajos de cigüeña, plátano, este menos intenso; hierba fresca, almendra verde y un perímetro de corte balsámico bien centrado.
Amable en boca, con un avance muy equilibrado, el dulzor de la fruta, su aporte de acidez y un sugestivo punto de amargor, este muy fino e integrado en el conjunto, logran darle un balance espectacular, al que se añade, hacia el final, un guiño de picor que redondea su expresividad, y que le concede incluso, mayores cotas de personalidad propia.
Untuoso durante su progresión y alcance del paladar, reivindica, por delante de sus descriptores aromáticos y gustativos, el carácter sabroso de la oliva hojiblanca, ese recuerdo en plenitud, simple, que no vulgar; y característico, que distingue a la malagueña y antequerana Sierra de El Torcal en estreha colaboración con uno de los productos más característicos de nuestra gastronomía y de eso que algunos denominan dieta mediterránea.
Dieta ó no, desde luego este AOVE Heroina Hojiblanca merece mi calificación de entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario