lunes, 6 de abril de 2015

Bodegas Marqués de Reinosa Crianza 2012.





Segunda de las referencias entregadas en mano de modo desinteresado por Jesús Ariznavarreta, gerente de la bodega cooperativa de la localidad riojana de Autol, al objeto de mi cata y análisis personal. Tras comentar en fechas recientes mis impresiones sobre el vino rosado en edición de añada 2014, hoy le toca el turno a este tinto crianza, que en la edición de cosecha 2012 responde a un perfil monovarietal de la casta tempranillo, que acredita una maduración de doce meses en barricas de madera de roble francés y americano.
Copa parada que ofrece una cromática apicotada de notable intensidad, con reflejos púrpura y algunas insinuaciones grana, manifestando en su proximidad olfativa recuerdos de fruta roja madura, algún asomo menos marcado de fruta negra, con segunda instancia para punta tostada procedente de la madera, dejando en el final una evocación balsámica y un leve tono de cacao.
La boca es jugosa en el arranque, describe bien la condición de la fruta, media traza de acidez, taninos dulces y afinados, con la persistencia en clave de media alta intensidad.
Retronasal que trae recuerdos en plenitud de ciruelas rojas y arándanos, regaliz, guiño láctico fino y en el final esa tímida huella descriptora de cacao, que redondea el conjunto y prolonga la expresividad del vino gracias a una complementaria y sugerente sapidez.
Califico esta añada 2012 en versión crianza entre recomendable y muy recomendable.
Por cierto, lo olvidaba, prudencial cambio de imagen de etiqueta, que sin duda hace justicia al vino.
Incluyo mi crónica de cata de la añada anterior, la del 2011, para que ustedes puedan valorar las diferencias.
http://almavinocuatre.blogspot.com.es/2014/11/bodegas-marques-de-reinosa-crianza-2011.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario