sábado, 11 de abril de 2015

Bodegas Imperiales Abadía de San Quirce 6 Meses en Barrica 2013.




Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega gomellana por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediando el envío de varias muestras de sus referencias principales.
Comienzo la divulgación con mi crónica de cata de este seis meses en barrica, que en edición de añada 2013 plantea un vino tinto monovarietal de la casta tinta fina de Ribera del Duero, con un proceso de vinficado que incluye cuatro meses en depósito, los ya mencionados seis meses en barricas de madera de roble francés y un periodo adicional de afinado en botella antes de su lanzamiento al mercado.
Copa parada que esgrime un color apicotado intenso con reflejos malva y violáceos, manifiesta en su aproximación aromática detalles que recuerdan fruta roja y negra maduras, golosas y parlanchinas, insinuaciones de fragancia floral y silvestre, finalizando con un amplio marco balsámico, pleno e intenso.
Boca sabrosa, retoza la fruta durante el avance por boca, jugosidad y pulpa, viveza y frescura, detalles de cierta envolvencia y ducha de fruta en el paladar, con la persistencia bien plantada y con una efectista seña varietal.
La retronasal conjuga evocaciones de moras y cerezas, algunos sustanciosos tonos lácticos, estos no tan presenciales como en la fase olfativa, desplegando en el epílogo un apunte lleno de matices balsámicos, regaliz.
Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.
Magnifica bandera de fruta...

No hay comentarios:

Publicar un comentario