sábado, 18 de abril de 2015

Bestheim Gewürztraminer Grand Cru Zinnkoepflé 2011.




Una muestra más de las enviadas de modo desinteresado por los responsables de esta bodega alsaciana al objeto de mi cata y análisis personal, hecho que como hago siempre en estos casos, agradezco sinceramente.
Tras comentar en este mismo blog la referencia Riesling Lieu-dit Rebgarten en edición de añada 2013, en el día de hoy traigo al blog este gewürztraminer que en su cosecha 2011 no me ha ofrecido el mismo nivel personal de satisfacción que el citado y catado con anterioridad.
Bajo las influencias de un clima continental, y con suelos de composición calcárea y de roca de grés, la designación alsaciana Zinnkoepflé, también fuente de vinos elaborados con base mayoritaria de pinot gris y riesling, aporta a la personalidad de este grand cru un marcado sello frutal y floral, por encima de cualquier otro descriptor. Su aromática es intensa, y en el alma lleva impresa la altitud de más de cuatrocientos metros sobre el nivel del mar, en la que se enclava el viñedo, además de una exposición cardinal sur.
Y sin embargo es su paso por boca lo que menos me convence.
Esta añada 2011 carece, siempre a mi juicio; de un sentido prolongado que aporte buena condición de fruta, la traza golosa aparece desvirtuada por sensaciones poco clarividentes.
En copa parada exhibe un color amarillo dorado intenso, con notas brillantes, deslizando en su cercanía a nariz recuerdos de fruta tropical y cítricos, piña, mandarina y lichis, un brote breve de ciruelas claudia maduras, flores blancas, guiño de jazmín menos consistente, iniciando en segunda instancia algunas evocaciones especiadas y un fondo de perfume que traslada motivos de frutos secos, nueces.
La boca tiene una entrada prometedora que sin embargo se va diluyendo poco a poco, va de más a menos. Fluidez en el paso, leve untuosidad, con los descriptores provenientes de la fruta algo recluidos en una caseta que poco tiene que ver con la naturaleza habitual del mont du soleil alsaciano.
No apunta sentido de mineralidad.
Retronasal de nuevo con evocaciones frutales y en menos medida florales.
No alcanza el final de la cata con la gloria deseada. Antes, cae bastante en el letargo.
No es un vino que ma haya satisfecho, al menos en esta añada 2011.
Lo califico como aprobado justo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario