domingo, 8 de marzo de 2015

Tierra Agrícola Labastida Blanco Fermentado en Barrica 2013 / Segunda cata.-





 http://almavinocuatre.blogspot.com.es/2014/05/bares-que-lugaresvinos-y-pinchos-la.html

Durante una reciente visita al establecimiento La Tavina localizado en la logroñesa calle Laurel pude catar y degustar este vino blanco fermentado en barrica que en su edición de añada 2013 y acompañado por un sabroso pincho de pollo de corral en escabeche de martini, que pese a lo que pueda parecer a priori casó de maravilla con este vino blanco.
La segunda cata de este mismo vino en idéntica añada que realizo en un plazo menor a un año, y lo cierto es que el raciocinio se cumple : hermosa evolución en botella y más matices descriptivos que avalan su progresión temporal.
Puede el lector comparar pulsando en el enlace publicado al inicio de esta entrada las diferencias entre aquella crónica de cata y la presente.
Fusión varietal de viura, garnacha blanca y malvasía, que comienza desde una inicial selección de fruta en viñedo, con prensado suave y macerado cuando la uva llega a bodega, fermentación alcohólica que se lleva a buen término en barricas de roble mixto, con una proporción paritaria de madera nueva y usada.
Maduración sobre lías durante un periodo de cuatro meses, en idéntico continente.
En copa parada exhibe una cromática amarillo pajiza con reflejos dorados suaves, buen brillo.
La nariz deja sensaciones de fruta blanca y cítricos, apuntes florales y balsámicos en segunda escena, la madera aporta un fino perfume láctico que redondea su descripción.
Sin demostrar un exceso de complejidad, en cambio se muestra orgulloso de la fruta que le da vida, dejando recuerdos de frescura y anunciando intuiciones de resinas y mentoles.
La boca es sabrosa, con una buena traza de acidez, el recorrido deja señas de mayor empaque de la expresión y los recuerdos frutales, con untuosidad y personalidad medio envolvente.
Equilibrado, ofrece una franca seña de persitencia.
La retronasal aventura memoranzas amables de ciruela claudia, manzana, lichis y twist de limón, anoto en mi agenda del iphone un fino recuerdo de membrillo y melocotón, ensalzando en segundo crédito compases de flores blancas y finalizando con un guiño láctico y cremoso, que desemboca en recuerdos de resinas y anisados menores.
El vino, tanto en la fase olfativa como en esta retronasal comienza a mostrar algunos guiños de fruta acompotada, aún insinuante.
Un buen vino blanco fermentado en barrica que en esta edición de cosecha 2013 califico como muy recomendable. Unos cuantos meses le han aportado una mayor e insigne personalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario