miércoles, 4 de marzo de 2015

Fattoria di Fiano Ugo Bing Chianti Colli Fiorentini Riserva 2011.



Comienzo esta entrada agradeciendo a los responsables del órgano denominación de origen Chianti Colli Fiorentini su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras procedentes de varias de las bodegas acogidas a esa apelación, y por supuesto a estas, siendo este vino tinto riserva en edición de añada 2011 el primero de todos ellos que he catado y que ahora me dispongo a comentar.
Estamos delante de un vino tinto armado en base a una conjunción varietal de sangiovese, merlot y syrah, elaborado con frutos procedentes de parcelas propiedad del dominio localizadas a una altitud de entre doscientos veinte y trescientos treinta metros sobre el nivel del mar. Suelos de composición arenosa con grava, acreditando las cepas una antiguedad de entre ocho y dieciocho años.
Vinificado tradicional con fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable y maduración en barricas de madera de roble que el enólogo Angelo Bertacchini se encarga de ajustar según las características de cada cosecha.
Vino que en su presencia en copa parada apunta cromática apicotada con algunos reflejos púrpura, mandando en su primera aproximación nasal recuerdos de fruta roja madura con punto suave de sazonado y especiado, apunto memoria de vainilla y pimienta, con una segunda instancia en donde se aventuran evocaciones de flores rojas, prenda láctica y un final en donde se entremezclan algunas huellas tostadas y torrefactas, desembocando en una punta balsámica fina.
La boca es gozosa en cuanto a recuerdos de fruta golosa, amplifica la traza de acidez las señas de frescura, aunque también las hay de calidez cuando el vino alcanza el paladar, tiene perfil de elegancia y buena plenitud en cuanto a la expresión de la fruta, huella cremosa, con los taninos finos y pulidos, franca persistencia, dejando para el final una descripción retronasal que abunda en notas de ciruelas rojas y cerezas, vainilla y pimienta, pétalos de rosas rojas, regaliz y evidente seña de cremosidad procedente de la madera. Acaba en guías tostadas y ligeramente cafeteras.
Una buena añada para un Chianti Colli Fiorentini que califico como muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario