martes, 17 de marzo de 2015

Bodegas Carlos Plaza Tinto Joven 2013.



Mi agradecimiento hacia los responsables de esta bodega extremeña por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediando el envío de varias muestras de sus principales referencias.
Dedico esta entrada del blog a su vino tinto joven, una conjunción de las varietales tempranillo, mayoritaria del noventa por ciento, y syrah, en la proporción restante.
Vendimia manual, con fermentación por separado de cada una de las castas que dan vida al vino, sin que se aporte madera alguna a su proceso de vinificación.
Copa parada mostrando una cromática picota, con brillo e intensidad, reflejos púrpura y violáceos, esgrimiendo en nariz recuerdos de frutos rojos maduros, flores rojas y violetas, con un guiño balsámico no muy marcado y un final en donde se me presentan perfumes que evocan fragancias de fresón de mata, insistiendo en el perfil de vino tinto con descriptores muy en clave de fruta roja.
La boca es gustosa, tiene buena prolongación en cuanto a frescura, con la traza de acidez bien integrada en el conjunto.
En el paladar arma sensaciones golosas, media alta seña de persistencia.
Hay una nota ligera de astringencia, aunque para nada resulta molesta, más bien aporta mayor protagonismo a la personalidad del vino.
Finaliza con una retronasal en donde dominan las evocaciones de fresa, cereza y ciruela roja, destapando en segundo plano algunos matices claros de pétalos de rosa roja, finalizando en un sugerente punto que me ha recordado a regaliz rojo.
La huella balsámica en el perfume no se expresa en esta fase con la misma intención.
Lo califico en esta añada 2013 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario