domingo, 15 de febrero de 2015

Weingut Kiefer Grauer Burgunder Dreistern Trocken 2010.




Una de esas muestras que el catador reserva y guarda en el instante de su recepción, buscando que el paso del tiempo aporte al contenido de la botella un plus de personalidad.
Agradezco una vez más a los responsables de este dominio vitivinícola alemán su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediante el envío de varias referencias que me fueron enviadas desde la zona germánica de Baden.
Monovarietal de grauer burgunder, versión de la pinot gris en esta zona de la geografía vitivinícola alemana, cuyas viñas se asientan en suelos de composición arcillosa oscura y subsuelo volcánico, reflejando durante su cata un pequeño aporte de barrica y manifestando en la cromática la progresión temporal afirmando un color amarillo pajizo con incipientes reflejos dorados, con recuerdos que en nariz ensalzan una buena complejidad de ciruelas claudia, membrillo, manzana reineta, cítricos suaves, con flores amarillas de fondo y una buena punta láctica que desemboca finalmente en tonos balsámicos y especiados dulces.
Arranca en boca con intensidad, es amable en el paso, con un guiño de cremosidad y envolvencia que le concede una buena dosis de personalidad, acariciando el paladar y dejando huella de la fruta madre.
Consistente, con una fina y jugosa persistencia, abundando en la retronasal con otro evidente despliegue de frutas en complejidad, hay guiños de confitura, sazón, especiados, y a algunos detalles florales añade en el epílogo un amplio despegue de recuerdos balsámicos, abundando resinas y espino.
Lo califico en esta añada 2010 como muy recomendable.
La Ruländer en buena expresión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario