jueves, 19 de febrero de 2015

Felton Road Winery Bannockburn Riesling 2013.



Gracias a la generosa aportación de Jose Luis y María José pude catar y degustar en recientes fechas este vino blanco monovarietal de la casta riesling, con origen en las parcelas Calven y The Elms, propiedad de esta bodega localizada en la isla sur de Nueva Zelanda.
Tras una preceptiva vendimia y ya con los frutos en bodega, se procede con un prensado y una fermentación usando levaduras indígenas.
Bajo la responsabilidad enológica de Blair Walter, y analizando el equilibrio entre acidez, alcohol y azúcar residual, el resultado tras su embotellado y salida al mercado, ofrece una condición cromática amarillo pálida con algunos suaves reflejos verdosos y buen brillo.
En la primera aproximación olfativa, el vino plantea recuerdos de fruta cítrica, con algunas memorias de fina melosidad, y un buen despliegue de condición balsámica, que deriva, hacia el final, en sensaciones de mineralidad, roca húmeda.
Tiene un buen empaque aromático, dando en sucesivas aproximaciones una ampliación que determina adicionales notas de fruta tropical.
En boca manifiesta un arranque que combina con perfecto balance frescura de la fruta y golosas percepciones, untuosidad y pureza, aclimatando el paladar bajo la inspiración de melosidad y mineralidad. Muy buena sensación de frescura que además influye en su longitudinal persistencia.
Jovial y amable, en su retronasal hay espacio para recuerdos de limón, fruta de la pasión, membrillo y ciruelas claudia, afinando en segunda instancia los decriptores florales, los detalles balsámicos, hinojo y un punto final que acredita con solvencia suficiente una sugerente aportación de mineralidad, que prolonga su expresividad.
Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario