martes, 24 de febrero de 2015

Domaine Huet Clos de Bourg Vouvray Sec 1993.


Siempre es positivo compartir grandes vinos con los amigos catadores. Esto mismo es precisamente lo que hicieron hace pocas fechas Chus y María, facilitando así que pudiera catar y degustar un vino blanco seco de la apelación Vouvray, en edición de añada 1993.
Un chenin blanc apasionante que faculta la personalidad de la varietal, con esa característica y consolidada frescura, con esos aromas a frutos secos tan destacados, con una punta de melosa untuosidad llena de franqueza y con una condición equilibrada que en Domaine Huet saben destacar.
Nota golosa, con el guiño de azúcar a Dios gracias nada disimulado, potenciando una larga seña, compitiendo con las trazas de acidez hasta lograr un conjunto elegante y distinguido.
Descubro que el tiempo ha tratado bien a esta vino de la cosecha 1993, que elaborado con frutos vendimiados en una parcela de dos hectáreas y media, suelos poco profundos de composición arcillosa y contacto con roca; refleja una cromática de lógica evolución, amarillo dorada; explicando en la aromáticas sensaciones francas de confitura de limón, piña y mandarina, manzana reineta, algunas flores blancas y amarillas, tonos navideños acompotados, balsámicos ligeros, hidrocarburos, algunos especiados dulces, frutos secos, membrillo y al final una apoteósica seña de sugerente mineralidad, que profundiza en una evocación de roca levemente salina.
Boca que arranca emotiva, no demuestra ancianidad, ni siquiera incipiente, apuntala mediante una punta de acidez toda la personalidad de la chenin blanc, con untuoso avance, la fruta predominando, alzando su cabeza y dejando claro que me quiere impresionar.
Muy franca persistencia, en la retronasal destaco recuerdos de confitura cítrica, alguna seña tropical y de fruta blanca, flores, especiados dulces, avellana, resinas y guiño de barniz menor, finalizando de nuevo con una impactante huella de mineralidad complejidad, que sin duda avala al Clos de Bourg de Domaine Huet.
Lo califico en esta añada 1993 entre muy recomendable y más que muy recomendable.
Muy buena conservación para un vino de campanillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario