miércoles, 11 de febrero de 2015

Clos Pons Sisquella 2012.




Mi gratitud a los responsables de esta bodega catalana, acogida a la denominación de origen Costers del Segre, por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola.
Es esta la tercera vez que cato y escribo sobre referencias de Clos Pons, vinos de empaque, con cierto clamor, amplios en cuanto a potencial, algo tímido al principio este blanco en donde la garnatxa blanca es base varietal mayoritaria, y en el que moscatel y albariño le secundan de lejos, aportando, junto a los cuatro meses de maduración en barricas de madera nueva de roble francés, una sugerente personalidad.
Es un vino blanco en donde los battonage y las lías no pasan desapercibidas, que manifiesta un buen equilibrio entre fruta y madera, siendo esta segunda, más intensa en los primeros instantes de la cata aromática.
Elaborado con frutos procedentes de viñedos localizados en los municipios de L´Albagés y La Pobla de Cérvoles, en una altitud media de entre quinientos y setencientos metros sobre el nivel del mar, presenta en copa parada un color amarillo pajizo con algunos reflejos dorados suaves, deslizando en nariz recuerdos de fruta tropical y cítricos, amparados desde una influyente segunda instancia por evidencias procedentes de la madera que recuerdan a especiados y tostados y dejando escapar alguna insinuación floral menos insistente.
La boca arranca con los trazos de la fruta, avivando la acidez y desplegando buen punto de frescura, con untuosidad e incluso algunos apéndices grasos y untuosos.
Perfila la lengua y envuelve el paladar y manifiesta en una buena seña de persistencia, en donde la nítida frescura, a buen seguro procedente del aporte de albariño, se deja notar con buena personalidad.
La retronasal habla de limón y piña, con algunos tonos de pétalos de flores blancas, y ese fondo especiado y tostado que le aporta empaque y cierta elegancia.
Vino con galones, que califico en esta añada 2012 entre recomendable y muy recomendable.
Puede que un punto menos de madera le hubiera hecho más justicia, pero en cualquier caso su potencia en cuanto a prolongación y volumen conquista el paladar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario