sábado, 7 de febrero de 2015

Château du Coing de Saint Fiacre L´Ancestrale 2009.




Mi gratitud a Véronique Günther-Chéreau por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus principales referencias, siendo este vino blanco seco de la edición de añada 2009 y acogido a la apelación Monnières Saint Fiacre, la protagonista del blog en esta entrada.
Un Muscadet de Sèvre et Maine que se corresponde al perfil de este château del Loira, con selección parcelaria, viñas en pendiente con exposición cardinal sur asentadas en suelos de composición limosa arenosa.
Elaboración, tras la vendimia, que comprende una vinificación sobre lías de cuarenta y cinco meses en tanques de acero inoxidable, periodo que no es habitual y que aporta, a priori, al vino una personalidad diferente.
En copa parada ofrece un color amarillo dorado brillante y suave, con un estilizado comportamiento aromático que habla de fruta blanca con hueso, un suave punto a membrillo y algunas señas que recuerdan a flores blancas. En segunda aproximación, genera sensaciones lácticas, con algunos aromas que rodean a la fruta y que plantean evocaciones de mantequilla.
Tiene menos descriptores balsámicos de los que esperaba y sin embargo si una fina huella final de fragancia mineral, con algunas notas salinas y de cuarzo.
Sabroso en la entrada, perfila una boca jugosa, en donde la fruta rinde a buena altura, con untuosidad y concentración. Amable y elegante, apunta una traza de acidez media alta, con frescura y volumen. Equilibrado, presume de esa prolongada estancia sobre lías con esa nota de cremosidad.
La retronasal apuntala los recuerdos frutales y florales percibidos en la cercanía nasal, y realza las evocaciones de mantequilla francesa dejando aún más presente el guiño mineral.
Un buen muscadet que en esta añada 2009 califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario