lunes, 9 de febrero de 2015

Bodegas Gil Berzal Recoveco Vendimia Seleccionada Crianza 2010.




Mi más sincero agradecimiento a los responsables de esta bodega de la denominación de origen Rioja por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus principales referencias.
Como bien indica la contraetiqueta de este crianza en edición de añada 2010, recoveco, el término elegido para darle vida; hace alusión a esos rincones olvidados ó escondidos, a veces secretos y hasta mágicos, que desde luego abundan por la geografía riojana, y más concretamente en la orografía de paisaje vitícola de la denominación, recovecos que quienes andan a menudo por viñas y parcelas seguro que dominan y conocen de maravilla.
Un vendimia seleccionada que se elabora con una conjunción varietal de tempranillo, al ochenta por ciento, con la cantidad restante repartida de modo paritario entre garnacha y graciano.
Dieciseis meses de maduración en barricas de madera de roble francés y americano, con dos años adicionales de afinado en botella antes de su salida al mercado.
En copa parada esgrime una cromática picota con reflejos púrpura, deslizando en su aproximación olfativa sensaciones de fruta roja y negra maduras, ligera nota especiada y de sazón, guiño láctico y un sugerente descriptor balsámico que redondea su fragancia.
Buena complejidad en el perfume, con la boca iniciada con el goloso tono de la fruta marcando la escena, buena traza de acidez, bien delineada, se intuye la condición de vendimia seleccionada, ya que los parámetros que expresa la fruta son de indudable personalidad.
Taninos sabrosos, con un punto de dulzor y una finura encomiable.
Hay ducha de fruta, viveza en el recorrido y sustancia en el paladar.
Muy buena seña de persistencia, con la retronasal evocando frambuesas, cerezas, moras y ciruelas rojas, algunos tonos de vainilla, caramelo de café con leche, giro suave de confitura, finalizando con un esplendor balsámico que prolonga sus sensaciones y que envía memoria de regaliz.
Un vino, que en esta añada 2010 califico entre muy recomendable y más que muy recomendable.
Me ha gustado, tiene un punto bien marcado de tempranillo, pero la garnacha y la graciano no pasan desapercibidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario