miércoles, 28 de enero de 2015

Viñedos del Contino Reserva 2008.



Quiso Chus Madrazo, tras la misa funeral dedicada a su difunto padre y celebrada el pasado domimgo en la Parroquia de Santo Tomás de Haro, que un grupo de cercanos homenajeáramos al que en vida fue un gran hombre de vino, degustando el tinto reserva de Viñedos del Contino, en edición de añada 2008.
Y lo hicimos con sumo gusto, en un íntimo acto que dentro de cada uno de nosotros, sin duda; tuvo el reconocimiento al que se fue, aunque su legado persista.
Conjunción varietal de tempranillo, garnacha, mazuelo y graciano, con un crédito de veinticuatro meses de maduración en barricas de madera de roble francés y americano. Mismo tiempo de afinado en botella, antes de su lanzamiento al mercado.
Copa parada que exhibe una cromática apicotada intensa con algunos reflejos grana, deslizando en la primera aproximación aromática algunos recuerdos de incienso, tras de los que se expresa la carga frutal, protagonizada por evocaciones de frutos rojos y negros maduros y suavemente acompotados, con una gozosa huella de licorosidad, no demasiado intensa, expresando después memorias olfativas de ebanistería, tostados, especiados y balsámicos.
La boca es amplia, se inicia con la fruta marcando un goloso perfil, buena traza de acidez, frescura y un guiño de calidez, equilibrio y buena balanza de fruta y madera, con los taninos dulces y pulidos, y una muy franca seña de persistencia.
La retronasal narra evocaciones de ciruelas rojas y moras, con algunos puntos especiados dulces y clavo, tostados y ebanistería se funden para darle una buena personalidad, finaliza con notas balsámicas y un profundo testigo de sapidez.
Una añada que defiende la personalidad elegante del dominio, y que califico como muy recomendable.
Un estupendo vino de Rioja para honrar la memoria de uno de los grandes de Rioja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario