sábado, 24 de enero de 2015

Lainoa Txakolina 2013.



Txakolí catado y degustado durante mi visita al establecimiento Norte Sur de Bilbao, cuya crónica general incluí en la entrada de ayer de este mismo blog.
En su añada 2013, se trata de un vino blanco acogido a la denominación Bizkaiko Txakolina que presenta en copa parada un color amarillo pálido con algunos reflejos verdosos y acerados, deslizando durante su acercamiento a nariz impresiones aromáticas de manzana verde, algunos cítricos y un recuerdo floral más débil, finalizando con un tono balsámico bastante contenido.
Boca jugosa, avanza con facundia, con una traza de acidez bien expresada, aunque la personalidad de la fruta quede un tanto desdibujada por momentos, un tanto receloso en cuanto a su capacidad de expresión, sobre todo hacia la parte final de la cata.
Media baja nota de persistencia, con la retronasal que matiza evocaciones cítricas, con sensaciones de limón y manzana verde, un tímido punto de pétalos de flores blancas y la huella balsámica menos intensa que la demostrada en la fase de la cata relativa a la fragancia.
Txakoli vizcaino con un perfil comercial, no excesivo en cuanto a la personalidad de la fruta, aunque correcto. Como se suele decir, no para echar cohetes, al menos según mi criterio personal y en lo que se refiere a esta cosecha 2013.
Lo califico entre aprobado y recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario