viernes, 9 de enero de 2015

Bodega Burdigala Campo Alegre Verdejo 2013.




Mi agradecimiento a François Lurton y a Danny y Michel Rolland por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de su proyecto común en España, Bodega Burdigala.
En esta ocasión procedo a comentar mis impresiones personales sobre este vino de la denominación Rueda, un monovarietal de verdejo, que en su esencia pretende transmitir la personalidad de esta uva, afinada y a mi juicio suavizada con criterio.
Lo digo porque Campo Alegre Verdejo en edición de añada 2013 me ha parecido un buen ejemplo para alejar algunas frecuentes sensaciones de pesadez aromática y empalago gustativo que algunos vinos blancos de verdejo aportan durante su proceso de cata.
Tiene un color que en copa parada exhibe tonos amarillo pálidos con reflejos verdosos, dejando en su aproximación aromática recuerdos frutales y florales, con un leve guiño balsámico que redondea sus sensaciones de fragancia. No demuestra exceso de complejidad en el perfume, pero en cambio acredita una ferviente elegancia.
La boca es suave desde el arranque, con un golpe de fruta que despliega sensaciones golosas y frescas, buena seña de persistencia, con un nudo cítrico que combina de mil maravillas con algunos retornos de pétalos florales blancos y amarillos.
La retronasal deja memorias de manzana, limón, jazmín y camomila, apuntando hacia el final un suave recuerdo de resinas e hinojo, que finaliza su capacidad descriptora.
Lo califico en esta añada 2013 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario