martes, 30 de diciembre de 2014

Gastronomía : Sobaos Artesanos de Mantequilla Casa Ibáñez.





Mi cordial gratitud a los responsables de este elaborador artesano cántabro por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura gastronómica, mediante el envío de una muestra de estos sobaos pasiegos, icono de la respostería tradicional de esta región del Norte de España.
El consumo de una de estas piezas es como un beso, un atractivo guiño a la legendaria costumbre gastronómica montañesa de someter el paladar a un vals entre mantequilla y esponjosidad, de mecer la boca en un aire de cordialidad, procedente de las buenas gentes de los Valles Pasiegos.
Las materias primas de estos valles, reflejadas en un símbolo repostero, con la harina y la mantequilla refulgentes desde el primer bocado.
Sobaos orgullosos de su Indicación Geográfica Protegida, cuya receta proviene de la familia de su actual propietario, y que recientemente han sido galardonados con el Oscar del universo alimentario, el Great Taste Awards.
¿Que quieren que les diga?, hay productos a los que se les nota a la primera, y sin mucha demora, la calidad de los productos con los que se elaboran, desde luego estos sobaos de Casa Ibáñez tienen un esplendor que atrapa desde el color y la estética, hasta el aroma y el sabor.
Su cromática atrapa por el interior dorado y el exterior tostado ligero, ajustando la fragancia a sensaciones de cereal y mantequilla, comulgando en boca con una miga suave, bien definida, avance cremoso, sensaciones sabrosas de untuosidad, difiere del universo de la bollería, buscando un espacio de propia personalidad y también carácter. Manifiesta un tímido dulzor, una explosión sustanciosa de finos contrastes entre la harina y esa lozana mantequilla procedente de las vacas cántabras.
Para mi es uno de esos frutos de la repostería tradicional que sirven igual como desayuno, que como merienda ó postre, y se me ocurre que si bien la tradición marca la senda del remojado en leche, sola ó acompañada de café ó cacao, no estaría de más una armonía con mermelada de arándanos y queso fresco ó un apoteósico giro en donde unas lonchas de salmón ahumado y una pincelada quesera de untado eleven su genialidad hasta límites insospechados.
Agradezco de nuevo a Pachi y a todos los miembros de su equipo profesional y humano, la desinteresada colaboración con mi blog.
Repostería tradicional pasiega, carta de presentación más que suficiente.

4 comentarios:

  1. Sin duda una excelente elección, y una magnifica cata

    ResponderEliminar
  2. Gracias Me alegro de que os guste, un abrazo y feliz año 2015.-

    ResponderEliminar
  3. Asociacion Amigos de Tanea31 de diciembre de 2014, 7:49

    Excelente el producto, sin duda, pero excelentes y entrañables las personas que hay detras de él.

    ResponderEliminar