miércoles, 24 de diciembre de 2014

Gastronomía : Nocciolata Rigoni di Asiago Crema di Cacao e Nocciole.




Con fecha veintinueve de agosto de 2014 figura en este blog una entrada dedicada a la mermelada de arándanos negros de bosque de este mismo elaborador italiano, al que vuelvo a agradecer su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura gastronómica.
Hoy presento en el blog esta nocciolata, que responde como en el caso de aquella confitura a criterios biológicos de agricultura y elaboración, sin más presencia que la de métodos armados de naturalidad.
Procedente del mundo de la apicultura, esta empresa italiana trabaja siempre respetando el entorno, con ingredientes cuya filosofía responde a ese interés, y desde luego el resultado obtenido, no esconde esa personalidad.
Tengo yo un hijo especialista en estas nocciolatas y he compartido con gusto y creo buen criterio personal, la cata y degustación de esta crema de cacao y avellanas ecológicas, plena en sabor y suavidad, con su espíritu cremoso bien enfocado, y esa seña que envían los frutos secos de Avella muy identificable y desde luego perfectamente equilibrada en el conjunto.
Es curioso, y mucha gente lo desconoce, que el término latino nux abellana, hace referencia a las nueces de Avellino, provincia italiana de la Campania y ciudad que le da nombre, ya que historicamente este árbol ha sido abundante.
Es por ello que la nocciolata figura en los laureles culinarios como un producto muy italiano, cuya difusión en el mundo ha tenido tanta raigambre como la mortadela, el salami ó las simpáticas pizzas.
En este caso, el del elaborador Rigoni di Asiago, estamos delante de un producto amplio, sabroso, en donde los ingredientes se unen para aportarnos buenos instantes de placer goloso, que no empalagoso; y aunados en una rebanada de pan les puedo asegurar que conforman un firme distintivo de personalidad, empaque y chocolatera cremosidad.
No soy ardilla, pero las avellanas que dan vida, en parte; a esta crema golmajera, son de calidad. Y eso, se nota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario