lunes, 22 de diciembre de 2014

Gastronomía : Conservas Olasagasti - Bonito del Norte en Aceite de Oliva.



Agradezco a los responsables de esta conservera vizcaina su desinteresada colaboración con mi espacio divulgador de la cultura gastronómica, mediante el envío de esta muestra de su bonito del norte en aceite de oliva. Desde la última parte del siglo diecinueve, esta familia se ha dedicado a la elaboración de conservas y semiconservas de pescado, manteniendo siempre los niveles de calidad como principal motor en la filosofía de su producción.
Empresa dirigida en la actualidad por Matteo Orlando, hijo de Ignacio Orlando Olasagasti; en cualquiera de sus referencias encontraremos materia prima del Mar Cantábrico, elaboración del pescado en fresco, operarios cualificados en la manipulación de la materia prima, instalaciones localizadas cerca de los puertos de la Costa Vasca y un sistema de gestión de calidad certificado.
Nada pues, se deja en manos de los designios del azar.
Naturalidad y buena textura, con la sal y el óleo de oliva como escoltas preceptivas de un bonito del norte espectacular, sabroso, que aparece en escena cuando abrimos la lata, hermoso, con una cromática hermosa, y que cuando procedo a su cata y degustación me aporta unos buenos niveles de equilibrio. Sólo sabe a bonito del norte, lo cual, lo crean ó no; a veces no es una boutade.
Soy un apasionado de los bonitos en conserva, desde que en las lejanas épocas de colegial en manos de los Padres Jesuitas de Bilbao, durante dos cursos consecutivos Mateo, uno de los chóferes de los buses colegiales que traían desde Getxo a Bilbao a algunos de mis compañeros; abrió una tienda en la que, entre otras sugerencias, nos encandilaba con sabrosos bocadillos de bonito.
Desconozco de que elaborador procedía aquel bonito de Mateo, pero este de Olasagasti me ha emocionado, recordándome aquel pasaje de mi vida.
Estupendo, se lo recomiendo con fruición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario