domingo, 28 de diciembre de 2014

Gastronomía : Acetificio Mengazzoli Condimento Balsámico Lampone Cuvée Spéciale.




Mi agradecimiento a los responsables de este elaborador lombardo de vinagres y condimentos balsámicos por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura gastronómica, mediante el envío de varias muestras de las principales referencias que defiende en el mercado.
He usado este condimento balsámico para aderezar dos ensaladas diferentes, la primera de ellas una variación de tomate, atún y cebolleta, con sal y aceite de oliva virgen extra Hacienda Cuevas. La segunda, un conjunto formado por aguacate, tomate, gambas, manzana verde y cebolleta, todo aunado con sal, aceite de oliva virgen extra y pimienta negra.
Lo que se logra con esta ambrosía balsámica de manufactura italiana es aportar un punto agridulce, suave no percutor, que armoniza de maravilla no sólo con ensaladas, también le va como un guante a carnes a la brasa e incluso a una buena ración de lentejas con verduras, ajustando el legado del aceto di vino a ese tono dulce que el aporta la frambuesa, generadora en este caso de un equilibrio entre la acidez y la golosa sensación de estar acariciando el fruto rojo con lengua y paladar.
Proporción del setenta y ocho de zumo de frambuesas, con vinagre de vino y aromas naturales, una de esas elaboraciones que en Italia saben reflejar con perfecto equilibrio y que llega a la sensibilidad del consumidor haciendo gala de una elegancia y una suavidad, dignas de aplauso.
Aromas de fruta, que con el sello balsámico como referente, consiguen transmitir el gusto por una delicada golmajería culinaria.
Recomendarlo es casi una obligación, creánme si les digo que transmite cierto porte de sensualidad gastronómica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario