domingo, 14 de diciembre de 2014

Bodegas Vicente Gandia Cava El Miracle Brut Rosé.





Gratitud personal a los responsables de esta bodega valenciana, cuya historia se remonta en origen al año 1885, por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediando un envío de algunas muestras de sus principales referencias.
Elaborado de modo monovarietal con frutos de garnacha, la fruta se vendimia en fincas localizadas en el municipio de Requena, con exposición cardinal norte, acreditando una crianza en bodega que se prolonga durante más de quince meses a temperatura constante.
Es un cava fresco y equilibrado, que dibuja en copa parada un color rosa grosella, buen despliegue de burbujas, con algunos reflejos cobrizos suaves. La nariz aporta recuerdos de fruta roja madura y cítricos esbeltos, tiene un pase de fragancia que trae sensaciones de pastelería y algunas flores de pétalos rojos, finalizando con una memoria de confitura.
Boca jugosa, buena traza de acidez, siempre contenida; aportando señales de fruta golosa, y un punto de fruta, tal vez no demasiado extenso, pero sí presente.
Lo que más me ha gustado de este cava valenciano es su signo de franqueza varietal y un equilibrio que en el avance se gestiona con total solvencia.
La retronasal apunta matices frutales y florales, con la guía central muy en clave cítrica, finalizando con apuntes de confitura y levadura.
No complejo en exceso, aunque sí refrescante.
Lo califico entre recomendable y muy recomendable.
Los rosados de garnacha tienen ese plus de autoridad gustativa que les convierte, al menos para mi; en especiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario