martes, 30 de diciembre de 2014

Bodegas Pascual Berganzo Raíces de Oro Tinto Joven 2013.



Agradezco a los responsables de esta bodega localizada en el municipio alavés de Samaniego, su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus referencias.
Comienzo escribiendo sobre este vino tinto, maceración carbónica de Rioja, que en su alma contiene una conjunción varietal de tempranillo, proporción mayoritaria del noventa y cinco por ciento, dejando la cantidad restante para la varietal viura, fusión que ya en principio nos habla de tradición de Rioja, de ese aporte de uva blanca para lograr un vino bajo los cánones de fermentación de uva entera. Bodega familiar que desde el año 1982 maneja con mimo los viñedos de su propiedad, repartidos en una extensión de poco menos de sesenta y cino hectáreas.
Influencias de Sierra Cantabria y franqueza varietal para un vino noble, que llena la boca de buenas sensaciones lozanas, frescura y buen equilibrio.
Color apicotado de buena intensidad, con algunos reflejos violáceos, va desgranando en nariz recuerdos de fresa de mata, cerezas de comienzos de Julio, con alguna memoria de carne roja de higo fresco y un guiño cítrico bien delimitado. Es frutoso en el arranque, con una buena traza de acidez, siempre en clave longitudinal, desplegando señas de frescura, fluidez y espíritu de vitis vinifera.
La retronasal amplía las evocaciones de frutas roja maduras, con un punto débil de evocación floral y esa repetición de carnosidad interior de higo.
Un vino de los que ya no se hacen con la frecuencia deseada.
Lo califico entre recomendable y muy recomendable.
Esbelto, amable y muy de la uva madre que le da vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario