lunes, 15 de diciembre de 2014

Bodegas Nueva Valverde 750 2006.




Mi gratitud sincera a los responsables de esta bodega madrileña por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de algunas muestras de sus principales referencias.
Este vino tinto bautizado como 750 en edición de añada 2006 responde a una conjunción varietal de merlot, en un cuarenta por ciento, cabernet sauvignon, el treinta, syrah, veinte y garnacha en un diez porcentual.
Cada variedad se vinifica por separado, con clarificado y filtrado, y una maduración de catorce meses en barricas de madera de roble francés.
Apunta en copa parada un color apicotado, con algunos reflejos púrpura, deslizando en nariz sensaciones aromáticas de fruta roja y negra madura, que se dejan escoltar en segundo plano por algunas señas balsámicas de cierto empaque, completadas con recuerdos de matorral de monte bajo, y exhibiendo en la fragancia final un punto de olivas negras y grafito.
Es un vino que despega en boca con un buen tono de concentración frutal, goloso en sus dimensiones, pero aportando también una buena seña de frescura, mediante una traza de acidez llena de viveza. Es robusto en los modos, taninos golosos y marcados, buena seña de persistencia.
La merlot parece prevalecer, y en sus apuntes retronasales despliega evocaciones de moras y cerezas, fortaleza balsámica, algunas flores que en la vía olfativa no se mostraban tan claros, de hecho ni los he citado; y abundante en su epílogo en evocaciones de matorral, olivas negras y ese punto mineral que le otorga buena prolongación.
Es enérgico, tiene mucha intensidad, y a través de una sugerente rudeza, baña el paladar de una magnífica condición frutal. Finaliza con tonos amargos finos y sabrosos.
Lo califico en esta añada 2006 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario