martes, 2 de diciembre de 2014

Bodegas González-Puras Blanco Joven 2013.




Tercera de las muestras entregadas en mano por Alfonso Revuelta, representante de esta bodega de San Asensio; para mi cata y análisis personal, circunstancia esta que agradezco de nuevo sinceramente. El blanco joven en edición de añada 2013 es un monovarietal de la casta viura, que supone un reclamo vitivinícola riojano y lozano, con un color que en copa parada esgrime una cromática amarilla pajiza, con algunos reflejos acerados y verdosos, reflejando en su aproximación olfativa recuerdos plenos de frutas blanca y cítrica, con algunos atisbos florales que se despliegan en menor medida y que finalizan con una guía frutal, que al final es la que impera en cuanto a fragancia.
Tiene la personalidad de la viura riojana con una traza de acidez que en boca se acredita con una solemne balanza, algo que siempre es de agradecer, aunque no siempre se consigue.
Buen avance, tiene llegada y alcanza el final con suavidad, con un punto de esa fruta madre que se mantiene vivo hasta el paladar y más allá.
La retronasal esboza recuerdos de limón y manzana verde, algunas flores blancas y amarillas, que sin embargo quedan rezagadas detrás de los descriptores provenientes de las memorias frutales, de nuevo predominantes.
Es un vino sin excesos de complejidad, que sin embargo tiene una franca persistencia y una correcta expresión, tanto en nariz como en boca.
Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario