viernes, 26 de diciembre de 2014

Bodegas Emilio Lustau Fino La Ina.




Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega de la denominación de origen Jerez por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus principales referencias.
Con una fecha de fundación que se remonta al año 1896, hablar de Emilio Lustau es rememorar a José Ruiz-Berdejo, hombre que arrancó la vida y obra de este dominio, cuya actual labor de enología reposa en las firmes manos de Manuel Lozano.
Con uvas de la varietal palomino, se elabora este vino fino, cuya marca perteneció tiempo atrás a Domecq, aunque fue adquirida por Lustau, que sin lugar a dudas creyó en La Ina como nombre legendario de un vino acogido al sistema tradicional de soleras y criaderas.
Color amarillo brillante y ligeramente dorado, con aromática en plenitud, elegancia en el perfume, dejando recuerdos de frutos secos sin tostado, almendra; salinidad más que apreciable pero contenida, algunas flores amarillas y un punto de barniz que termina por ser más etéreo que persistente.
De su cuna atlántica surge ese vivo perfume marino, que da solidez a su perfume.
Boca sustanciosa, marcada por una equilibrada y longitudinal nota de acidez, hay un balance perfecto en su personalidad sugerente de amargor, este se expresa cuando el vino alcanza el paladar, envolvencia y paso amable. La fruta, la salinidad, la frescura y ese sugestivo tono de amargor enlazan creando un vino redondo.
Provoca la salivación, y tiene una más que elegante persistencia.
La retronasal insiste en evocaciones de frutos secos, algún ahumado, con las flores y la esencia de las soleras dejando su lecho apacible en el conjunto, y relanzando al final un epílogo en donde de nuevo los recuerdos atlánticos del mar se hacen fuertes.
Un gran vino fino de Jerez que califico como más que muy recomendable, y que he podido disfrutar estas navidades en perfecta armonía con una buena ración de jamón ibérico de bellota.
El paladar lo agradece. Vino fino desengrasante con un producto del cerdo, que se enorgullece de iluminarnos con ese componente graso tan celestial.
Y Viva Pantraguel...!

No hay comentarios:

Publicar un comentario