domingo, 7 de diciembre de 2014

Bodegas Barón de Ley Blanco Joven 2013.


Segunda muestra de esta bodega mendaviesa, que al igual que en el caso del tinto reserva 2009, me fue facilitada por Fernando González.
Noventa por ciento de la varietal viura, con el diez por ciento restante para la malvasía, con despalillado y prensado suave cuando, tras la vendimia; el fruto llega a bodega. Fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable, facilitando en cata y en copa parada un color amarillo pálido con algunos reflejos acerados y sutiles verdosos. La nariz presenta una buena aromática de frescura, en donde predominan atisbos de fruta cítrica y blanca, con algunos balsámicos y herbáceos en segunda instancia. Tiene una boca que arranca con suavidad, equilibrado en las formas, deslizando una buena traza de acidez con perfil de vino que refresca el paladar, abriéndolo y provocando la salivación, al tiempo que un tono graso acaricia lengua y boca. El golpe cítrico bautiza la boca con notable brillantez, media seña de persistencia, con la retronasal avanzando en evocaciones de limón, manzana y piña, pera de agua, desplegando a continuación descriptores de hinojo y anisados.
En su final hace una fina declaración de intenciones, alzando un tono de amargor muy sutil, que ayuda a prolongar sus sensaciones.
Lo califico en esta añada 2013 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario