lunes, 24 de noviembre de 2014

Podere Poggio al Gello Rosso del Gello Vendemmia 2010.



Mi agradecimiento sincero a los responsables de esta bodega italiana, localizada en el municipio de Paganico, en la Toscana; por su desinteresado envío de muestras, una de las cuales este Rosso del Gello en edición de añada 2010, me dispongo a comentar en esta entrada del blog, tras su pertinente cata y análisis personal.
Elaborado con frutos de sangiovese que se desarrollan en viñas localizadas a una altitud de doscientos cincuenta metros sobre el nivel de mar, en las colinas de la maremma toscana, mediante una agricultura sostenible y biológica. La sangiovese grosso en perfil monovarietal, tratada con intensidad, y acreditando tras la fermentación alcohólica tradicional, una maduración en barricas de madera de roble durante un periodo de doce meses.
Bonita presentación con una etiqueta creación del artista Vincent Fortemps, con la cromática del vino pincelando en copa parada un color apicotado de buena intensidad, con reflejos púrpura y grana, deslizando en la fase aromática sensaciones de fruta roja madura acompotada y suavemente sazonada, siendo la segunda escena para evocaciones de fragancia especiada y tostada, algunas flores rojas y un final que aventura perfumes balsámicos ligeros y cierta condición silvestre.
La boca es sabrosa, plena de sutileza, con un guiño de media alta acidez, avance elegante, con una buena seña de extracción del fruto, con los taninos finos y golososs, desplegando una persistencia de buena condición, largura.
La retronasal habla de cerezas y ciruelas rojas, pimienta y clavo, con un giro láctico menos intencionado, apareciendo hacia el final motivos silvestres y balsámicos, y dejando en el último instante un retorno de tostados y hierbas aromáticas.
Lo califico en esta añada 2010 como muy recomendable.
Un vino con propia personalidad, me ha gustado la montecucco sangiovese.

No hay comentarios:

Publicar un comentario