miércoles, 26 de noviembre de 2014

Bodegas Torremaciel Crianza 2009.




De nuevo mi agradecimiento a los responsables de esta bodega calagurritana por su desinteresada entrega en mano de muestras, al objeto de mi cata y análisis personal.
Tras haber catado y escrito sobre el Torremaciel blanco en edición de añada 2013 y sobre el Marqués de Carabás crianza en edición de añada 2008, hoy le toca el protagonismo a este crianza 2009, enfundado en la etiqueta Torremaciel, un vino tinto de Rioja que conjuga las características varietales de la tempranillo, en proporción mayoritaria, con ajustes de graciano y mazuelo, aplicando una primera maceración pre fermentativa, seguida de la alcohólica en depósitos de acero inoxidable, y una segunda maceración final, antes de proceder con la apertura del periodo de crianza, que se prolonga durante dieciocho meses en barricas de madera de roble francés y americano.
Tiene buena balanza entre fruta y madera este crianza, muy en clave de Rioja, aperturado con una cromática que en copa parada dibuja un color rojo apicotado con reflejos púrpura, buena capa; con aromática que prende la llama de la fruta roja madura en sazón, con algunos destellos lácticos y balsámicos, fondo especiado dulce, y un final que deja recuerdos de fragancias tostadas, incipientes notas de café con leche.
Boca que se inicia con suavidad y elegancia, marcando bien la concentración de la fruta, con una punta sabrosa de acidez, deslizando la marca a lo largo y ancho de su cata, con los taninos pulidos y golosos, enlazando con una buena persistencia y con una retronasal que narra recuerdos de cereza y ciruela roja, especiados dulces, vainilla; algunas notas de cremosidad procedentes de la madera que lo albergó, y un final en donde los tostados finos y las memorias de ebanistería se unen con una seña final torrefacta.
Lo califico en esta añada 2009 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario