sábado, 1 de noviembre de 2014

Bibbiano Vin Santo San Lorenzo 2007.


Muestra catada durante mi pasada asistencia a la feria bordelesa Vinexpo, cuya crónica de cata figuraba dormida en la agenda privada de mi iphone.
La traigo hoy al blog con la idea de trasladar a mis lectores la personalidad de un vino blanco dulce equilibrado, con las varietales trebbiano y malvasia blanca, profundo en su complejidad, untuoso y muy frutal, suave en el avance, buena envolvencia, mimando el paladar y dejando una buena evocación de fruta escarchada y frutos secos, avellana ligeramente tostada, con algún crédito expresivo cremoso, como si recordara a pastelería.
De hecho y en su aroma, e incluso en la fase retronasal me ha insinuado recuerdos del tradicional plum cake británico, aderezado por buena fruta cítrica confitada.
Hay notas aromáticas de gajos de naranja y limón suavemente azucarados, crema de avellanas, algunas flores y un fino punto de melosidad.
La boca es muy equilibrada, se recrea desde la copa con cromática amarilla dorada y brillante, comienza a intuirse un velo más bronceado en los reflejos que aporta, manifestando en su avance un genial punto de equilibrio, en el que la fruta predomina, esbozando buena traza de frescura, se mueve con viveza, sin caer en empalagos, iniciando en su alcance del paladar y sobre todo en la retronasal una ampliación de los descriptores, que además de los recuerdos frutales ya mencionados, nos relatan sensaciones de toffee y ciruelas pasificadas.
Amable, con un dulzor que se contrasta de mil amores con la acidez, y llega al final con buena longitud, persistencia en plenitud.
Un Vin Santo del Chianti que en esta añada 2007 merece la calificación de entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario