martes, 11 de noviembre de 2014

Bibbiano Vigna del Capannino Riserva 2008.


Mi primera cercanía con esta etiqueta se encuentra publicada en este mismo blog con fecha 16 de Diciembre de 2011, y está directamente relacionada con una visita al Decanter Fine Wine Encounter de Londres. Esta segunda, la de hoy; se debe a una de esas fichas de cata olvidadas que yacía en la agenda personal de mi iphone. El Vigna del Capannino Riserva es un Chianti Classico de parcela, monovarietal de sangiovese, que se elabora con frutos procedentes de viñas asentadas en suelos de composición caliza, y que acredita un periodo de maduración de doce meses en barricas de roble francés, Allier y Nevers; con alternancia de madera nueva y vieja.
Cuatro meses de afinado en botella antes de su salida al mercado, expresando en copa parada un color apicotado intenso con buen brillo y reflejos violáceos. La nariz presenta en primera instancia buenos recuerdos, amplios; de fruta roja madura, ligeros especiados, motivos lácticos y un sugerente final balsámico muy pronunciado, que le dota de una indudable personalidad propia.
Tiene un arranque en boca que preconiza buena presencia de fruta de calidad, goloso perfil de entrada, con un avance que habla de frescura, ducha de fruta; amplitud y prolongación, llena la boca de matices, motivando taninos golosos y marcados, ligeramente fundentes. En el instante de su cata planteo una leve astringencia, en cualquier caso comedida e integradora. Personalidad a raudales, con la persistencia en franca intensidad. Creo que es uno de los monovarietales de sangiovese con más carácter que he catado en mi andadura. Vinosidad, fuerza y potencia, con la retronasal anunciando memoria de ciruelas y cerezas rojas, alguna vainilla, suavidad cremosa procedente de la madera, fondo que recrea sensaciones mentoladas y de resinas.
Un gran vino en gran añada, que califico entre muy recomendable y más que muy recomendable.
Mejor que su añada hermana del 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario