sábado, 25 de octubre de 2014

Umberto Cesari Yemula 2010.



Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega italiana por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus principales referencias.
Este Yemula de la indicación geográfica Rubicone, está elaborado con una base varietal de sangiovese y merlot, acreditando maloláctica y dieciocho meses de maduración en barricas de madera nueva de roble, dejando en copa parada una cromática apicotada de buena intensidad, con reflejos púrpura, deslizando una correcta aromática en donde el equilibrio entre fruta y madera hace buen acto de presencia, recuerdos de ciruelas rojas y cerezas, alguna segunda instancia láctica y balsámica, menos influyente que la fruta que dirige los destinos de la cata.
Tiene jugosidad en la entrada, desplazando su traza de acidez con longitud y aportando sensaciones de buena frescura. Taninos golosos y pulidos, con media alta seña de persistencia y un apéndice de calidez en el paladar, resultando en la retronasal evocaciones de fruta roja madura, con una leve nota floral, no apreciada en nariz con la misma intensidad; y alzando en la parte final de la cata algunos redondos recuerdos de regaliz y sapidez.
Es un vino que se deja beber con amabilidad, con cierta seña aterciopelada, que califico en esta añada 2010 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario