martes, 7 de octubre de 2014

Sidra Natural Bereziartua.





Mi cordial agradecimiento a los responsables de esta elaboradora de sidra natural, localizada en el municipio guipuzcoano de Astigarraga, por su desinteresada colaboración con mi proyecto divulgador de la cultura gastronómica y vitivinícola.
Elaborada con una buena colección de varietales de manzana silvestre, tales como la txalaka, urtebía, judeline, judor, junto con la tradicional fermentación en cubas de madera y acero inoxidable, durante un periodo mínimo de cuatro meses.
Refrescante, con un matiz cromático amarillo pajizo con la típica presencia turbia no demasiado pronunciada, dando en la aromática sensaciones de fragancia afrutada, amplia colección de perfume malus domestica, con segundo plano para algunos detalles lácticos y balsámicos que redondean su capacidad expresiva.
La boca es sustanciosa, incluso en algunos momentos cremosa, con el perfil refrescante deslizado con amplitud, buena traza de acidez, sensación rebosante, llena de viveza.
Prolongación, amplitud y dinamismo, tres virtudes para un sidra que hace de su corazón de manzana, un punto más que favorable que llena la cata de personalidad.
Para acompañar este buen trago de sidra natural he decidido la escolta perfecta de un buen pincho de pulpo, adecentado con pimentón de la Vera, y acomodado sobre un base de patata cocida. Buen rocío de aceite de oliva vírgen extra, y se lo aseguro : comunión certera.
Que ustedes, si así lo deciden; lo disfruten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario