jueves, 16 de octubre de 2014

Rolland Galarreta Verdejo 2012.



Nuevo rescate desde mi fructífera agenda del iphone, en esta ocasión este monovarietal surgido de la unión de dos hombres de vino como son el enólogo Michel Rolland y el empresario Javier Galarreta encontrados para crear un proyecto que pretende aunar experiencia y comercialización.
Es un verdejo amable, surgido de frutos vendimiados en parcelas de viñas viejas localizadas en la zona de La Seca, en donde los vinos blancos de esta varietal son casi religión.
Asegura Rolland que prefirió dejar madurar las uvas más de lo que es habitual en esta zona de nuestra geografía y lo cierto es que a título personal no he notado una sobremaduración, antes bien el vino tiene un paso amable, glicérico sí; sin detenerse en excesos descriptores ni pesadas expresiones.
En copa parada ofrece un color amarillo pajizo con algunos tibios reflejos dorados, aportando en nariz sensaciones aromáticas de melón y melocotón, iniciando en segunda instancia algunos recuerdos balsámicos que se dejan rodear por una expresión frutal, un tanto tardía; con evocaciones cítricas y ligeramente tropicales.
Buena entrada, con apuntes de fina acidez, muy longitudinal; que se abraza con la carnosidad de la fruta, golosa expresión; envolvencia y certera untuosidad, finura en la progresión por la boca.
Llega con viveza al final de la cata, aportando en la vía retronasal recuerdos certeros de pomelo, ciruelas claudia, melón y balsámicos, por momentos me ha parecido apostar por la memoria olfativa de unas sabrosas y panaderas rosquillas de anís.
Deja ya al final un buen punto de sapidez y otro herbáceo, que prolonga sus sensaciones.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario