lunes, 20 de octubre de 2014

Ktima Biblia Chora Biblinos Oenos 2009.


Otro de los vinos cuya ficha personal de cata dormía en mi agenda del iphone, tras haberlo enfrentado durante mi pasada visita a la feria bordelesa Vinexpo en su última edición.
Un vino de la factoría creada en 2001 por los inefables Vassilis Tsaktsarlis y Vangelis Gerovassiliou, en los pies mismos del Monte Pangeo, con treinta y cinco hectáreas de viñedo en propiedad.
A cuatrocientos metros de altitud, estos dos hombres de vino, pude conocer en Vinexpo a Vangelis e incluso charlar con él durante varios minutos; elaboran vinos con un perfil de modernidad, capaces de competir en este mundo abierto del vino, con la calidad tradicional de cualquier otra de las regiones del mundo que llevan en su sangre esta fascinante cultura vitivinícola en su máxima expresión.
Este Biblinos Oenos en edición de añada 2009 se elabora con la varietal del mismo nombre, una gran desconocida en cuanto al origen y una uva que manifiesta una sencillez grandiosa, con las señas frutales esbeltas, amables, plenas en su condición de aporte goloso, buena pulposidad y genial elegancia. Debo manifestar que me ha sorprendido.
En copa parada acredita una cromática intensa apicotada con buenos reflejos violáceos. Tiene en la aromática recuerdos de fruta roja y negra maduras, con señas balsámicas y florales en segunda instancia, guiño de olivas negras y matorral. Fragancia galante y dotada de una colosal frescura.
La boca es carnosa, jugosa, pulposa, se deja notar la presencia frutal, con la acidez prolongada, desplegada durante toda la fase gustativa. Taninos golosos y fundentes, con alguna leve astringencia, que en cualquier caso aparece bien integrada en el conjunto.
Sugerente persistencia, con la retronasal ampulosa, evocando moras y ciruelas oscuras, con signo de sazonado, regaliz y pétalos florales oscuros, descriptor de olivas negras y un final que me inclina hacia memoria de grafito, cierta salinidad adicional.
Muy gallardo, es un vino que crea en la cabeza un alegórico homenaje a Dionisio, dios de la vendimia y el vino en la cultura helénica, y al que por cierto se relacionaba con este Monte Pangeo en donde se le rendía culto. Lo califico en esta añada 2009 entre muy recomendable y más que muy recomendable.
Ntous froúta ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario