miércoles, 22 de octubre de 2014

Joao Portugal Ramos Quinta de Foz de Arouce Branco 2012.


Otra de esas muestras catadas durante mi pasada visita a la feria bordelesa Vinexpo que había olvidado en mi bendita, cómoda y muy práctica agenda del iphone. En esta caso nos vamos a Portugal con este vinho branco que en edición de añada 2012 pude catar para mayor gloria de mi paladar. Se trata de un monovarietal de la casta cerceal, también llamada cercial; que acredita una maduración sobre lías y con ejercicio de battonage regulares de siete meses, siendo el continente barricas de madera nueva de roble francés.
Apunté en mi agenda, color amarillo pajizo con algunos reflejos verdosos, la nariz apuntala recuerdos aromáticos de fruta cítrica, con señas posteriores de algunas flores blancas, suave guiño de membrillo, marcando en la fase final del perfume un punto herbáceo muy fino y relajado.
La boca es sabrosa, untuosa desde el arranque, longitud en el despliegue de la traza de acidez, buen punto de frescura, con envolvencia y equilibrio.
Es curioso que la retronasal deja adivinar notas procedentes de la madera que en la fragancia no aparecían, abundando en memoria de pomelo, piña y membrillo, con flores blancas, y un guiño cremoso, láctico y especiado que completa su cata y prolonga en buen grado las sensaciones del vino.
Lo califiqué en su añada 2012, tal y como aparece reflejado en mi iphone; como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario