miércoles, 8 de octubre de 2014

Gastronomía : Pincho Boletus Edulis Emperatriz y Paté de Bolets És Pallarès.







http://www.labotigadelpallars.com/pates/es-pallares-pate-ecologic-bolets.html

Unión de marcas en torno a uno de esos pinchos dominicales que hacen del fin de semana un momento óptimo para congratularse a base de bocados llenos de intención, calidad y sabor.
Aprovecho para agradecer a las dos empresas colaboradoras con este blog su desinteresado envío de muestras al objeto de mi cata y degustación.
Por un lado, el paté de bolets de És Pallarès, elaborador localizado en el municipio leridano de Tremp, comarca natural delimitada por sierras y montañas, de las que destaco el Llerás, el Sant Gervàs y el Montsec, y en donde la escritora María Barbal llegó al mundo para contarnos en catalán sus Camins de Quietud. No es nueva esta empresa para mis seguidores habituales, ya que llevo varias entradas dedicadas a sus cremas y patés. Artesanía y calidad, reza su eslogan, y gracias a ellos y a Miquel Mauri, de La Botiga del Pallars; he logrado elucubrar creaciones como la de la presente entrada, que de verdad, satisfacen por su perfil de sabrosa condición cualitativa.
Decidí unificar la textura de este sabroso paté de bolets con los boletus edulis que la conservera Emperatriz de la localidad riojana de Autol quiso entregarme, al mismo objeto que mis buenos colaboradores catalanes.
Aceite de oliva y sal yodada para conformar unos boletus espléndidos, con su peculiar textura y una demostración palpable de suavidad, comedido dulzor, bajo contenido en grasas y alto valor proteico.
Muy recomendable elaboración de Conservas Emperatriz.
Mi idea, simple pero saludable.
No en vano las setas, los hongos y los champiñones; son una importante fuente de sales minerales, con el hierro, el potasio y el fósforo como valores predominantes.
Base de pan de horno, con una suave pincelada de queso manchego sin excesiva curación, incorporo un brochazo del paté de bolets de És Pallarès y a continuación una buena colección de los hongos de Emperatriz. Primero golpe suave de horno sobre el pan con queso, después el resto de la estupenda comunión. El pincho sale a la mesa crujiente en la base, untuoso en el medio, y apoteósico en la superficie. Bocado que el héroe griego Perseo, seducido por los mikes, sombrero del robusto hongo; hubiera admirado.
Quien esto redacta les puede asegurar que quienes compartieron conmigo esta sugerente jornada micológica, sí lo hicieron.
Dos productos llenos de posibilidades, una de las cuáles me ha servido para dar forma a esta entrada del blog. Como siempre, si lo imitan, que ustedes lo disfruten.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Es un placer para mi colaborar en la difusión de vuestros productos y por ende de vuestro trabajo Un abrazo !

      Eliminar