martes, 14 de octubre de 2014

Gastronomía : Empanadas y Conservas Galuriña / Empanada






Es un auténtico honor para mi poder escribir sobre un producto tradicional como el que ocupa la presente entrada del blog. Aprovecho antes que nada para agradecer a la responsable de Galuriña, Carmen Sánchez; una compañía artesana especializada en empanadas y conservas de pescado, su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura gastronómica.
En Galuriña elaboran empanadas utilizando el marino sabor de las algas, y añadiendo monovariedades de pescado y moluscos, como el lirio, los berberechos, el atún ó como en el caso presente, los mejillones.
Con forma de pez, la empanada tiene una capa exterior crujiente, sabrosa; llena de virtudes, elaborada de un modo tradicional que sigue los preceptos de la artesana manufactura que nos ha llegado como bendito legado culinario, desde el siglo XIX.
Nada se deja al azar, todo cuadra cuando uno se pone delante de este pez, que en su interior guarda una conjunción marina en donde el intenso sabor vegetal marino de las algas confluye a la perfección con esos espléndidos mejillones de la ría gallega.
Algas Himanthalia Elongata que en Galicia crecen de forma silvestre en las zonas intermareal e infralitoral y que tienen un aspecto entre parduzco y verdoso, cintas carnosas de buen grosor, con una más que sustanciosa textura, que en el interior de esta creación de Galuriña, escoltan de mil amores a los mejillones.
En fin, la empanada gallega que Carmen Sánchez me ha hecho llegar, compite a buen seguro en purismo y tradición gastronómica con aquellas que aparecen talladas en el Portico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela, cuya impresión data del siglo XII.
Cebolla y pimiento completan el pantagruélico despliegue en una creación que, en verdad, doy fe de ello; hay que probar de modo inexcusable.
Don Alvaro Cunqueiro, el poeta y gastrónomo de Mondoñedo, sin lugar a dudas; hubiera pensado igual que yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario