jueves, 9 de octubre de 2014

Dehesa de los Llanos Mazacruz Cima Tinto 2008.




Una muestra más de las enviadas de modo desinteresado por los responsables de esta bodega localizada en la provincia de Albacete, hecho que como siempre en estos supuestos, aprovecho para agradecer.
Se trata de un vino tinto que acredita maloláctica en depósitos de acero inoxidable y doce meses de maduración en barricas de madera de roble francés, con tostado medio. Enlaza las varietales cabernet sauvignon, petit verdot, merlot, syrah y graciano, pincelando en copa parada un color apicotado intenso con estética de buena densidad, reflejos purpúreos.
La vía aromática aparece presidida por recuerdos finos de fruta negra y roja maduras, asomando en segunda linea de escena sensaciones olfativas ahumadas y tostadas, con algunos guiños balsámicos, olivas negras y mineralidad con un fino aire que me ha recordado al grafito.
Esgrime durante su entrada en boca un perfil de buen equilibrio entre fruta y madera, más marcada la fruta negra que la roja en el avance, con traza de acidez de media alta intensidad, buen despliegue de frescura, taninos finos y golosos, que sirven para enlazar con una franca persistencia.
Envolvente, en la retronasal abunda en memorias de moras y arándanos, con algunos recuerdos menores de frambuesas, intención balsámica pronunciada y un fondo en donde comulgan formas minerales e incluso algún detalle, no aparecido en la vía nasal; que enmarca una cierta condición de cacao.
Un vino elegante, que llega marcado por la fruta madre, y que en esta añada 2008 califico entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario