jueves, 30 de octubre de 2014

Cervezas : Cerveza Artesanal La Maldita.




Hace pocas fechas comentaba en este blog mis impresiones acerca de la Pilsen Ale que este elaborador cervecero manchego tuvo a bien enviarme de modo desinteresado al objeto de mi cata y análisis personal.
Hoy le toca el turno a su buque insignia, su hija predilecta, una tostada en donde la malta de cebada, el lúpulo y las levaduras, así como agua y especias, forman un conjunto en donde el sabor y el aroma resultan equilibrados, haciendo valer la personalidad propia de lo artesanal, sin concesiones a la falta de carácter ó la sumisión a las cervezas que se adivinan elaboradas a destajo.
Color marrón oscuro y brillante, con algunos reflejos ambarinos ligeros, media concentración de espuma no demasiado prolongada en escena, poblando la nariz de buenos recuerdos cítricos, tostados y florales, atisbando en el final una sabrosa fragancia balsámica.
Boca frondosa en el arranque, con la triangulación mágica bien definida, logrando emocionar por su balanza medida, con golosa frutosidad, amargor y acidez ejerciendo de audaces caballeros buscando enamorar a La Maldita, que se mece pizpireta en nuestro receptivo paladar.
Tiene fluidez que se esconde detrás de una presunta inicial densidad, alternando en la última fase de su cata los recuerdos cítricos y tostados, ya definidos en el aroma; con un golpe fino de floralidad y algunos guiños balsámicos.
Buena cerveza, la califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario